Wednesday, January 16, 2008

ANCLAS VARADAS


Anclas varadas
de un tiempo pasado
sumidas, ahora, amontonadas,
en la quietud de la playa.
Recogidas entre restos
de los barcos que atracabais
en recónditos puertos
del Mediterráneo.
Anclas varadas
que en su tiempo
manejaron marineros, pescadores, navegantes
yacéis abrazadas, herrumbradas
dejando pasar el tiempo,
dejando posar la vista
de quien os miramos, admirados.
Anclas varadas
que habéis resistido al tiempo
de la mano de los hombres,
hombres que ya olvidados
partieron para otros mundos,
los mismos que os fundieron
para surcar muchos mares.
Anclas varadas
monstruos, máquinas conjuntadas
en formación perfecta,
cual soldados de hierro
que bajo el sol de las mañanas
y los golpes del mar embravecido
vencéis día a día al mundo.
Anclas varadas
que mordisteis los fondos arenosos,
arañasteis los roquedales más profundas,
presumisteis de fuertes cadenas
sujetasteis las naves contra viento y la marea,
merecéis ahora el descanso, adormecidas,
en la majestad de lo eterno.
Anclas varadas
admiré vuestra paz, envidioso,
vuestra quieta y fraternal compañía
al tiempo que me alejaba,
reflexionando sobre mi efímera vida.
Anclas varadas,
vosotras,
seguiréis acariciadas por la brisa del mar
volveréis a ver el sol,
mientras,
mi paso será olvidado.
Asturquín

1 comment:

Laura said...

Bueno, lo encontré...claro, ahora entiendo por qué no tienes tiempo de ensayar ;-P jejeje

Está muy bien...no sabía que escribías estas cosas...

Un beso de " la profe": Laura